25/7/14

Wearables en la eSalud ¿Moda o realidad con mucho futuro?

La tecnología wearable está dando mucho de qué hablar en el ámbito de la eSalud mundial. Desde hace unos meses mucho se habla en España sobre el binomio eSalud y wearable, cada vez más presente en el día a día de los que confían en las TIC como mejora. La 'ropa tecnológica' o 'ponible' está siendo cada día más habitual, y está creciendo en 2014 a un gran ritmo. Sin embargo, como todo lo que sube, corre peligro de bajar, y convertirse en una moda pasajera, algo que hay que evitar. ¿Lo lograremos?


wearables y eSalud


Como ya dijimos hace una semana en este blog, tras el auge de las Apps de salud, los wearable han visto como son capaces de introducir muchas funciones de las Apps en las actividades del ser humano y convertirse casi en un complemento de ellos. Sin embargo, el reto, como bien aportaba la mente inquieta de Rafa Pardo en una de nuestras entradas, es "que no se noten", y que se integren plenamente en nuestras vidas. 

Necesidad wearable

Entonces, ¿Vamos por el buen camino? Parece que sí si consiguen establecer sinergias con la eSalud y con los actores de ésta, para responder a verdaderas necesidades y no a necesidades infundadas, como dejó entrever Jesús Garrido hace unas pocas semanas en el programa de radio Onda Saludable. 

Carlos Mateos, director de COM SALUD, también se ha sumado al debate explicando a través de las redes sociales que "la irrupción de los wearables es inevitable" debido a que se van a "generalizar", situando en este caso el reto de los propios wearables en la capacidad de los profesionales de la salud de "aprovecharlos", para así convertirlos en una realidad con mucho futuro, y alejarlo de las temidas modas.  

Está claro que los wearables tendrán futuro siempre y cuando se entienda que tanto desarrolladores, empresas como profesionales sanitarios involucrados en el proceso de creación de los mismos y posterior monotorización de cara al paciente deben entender que el wearable tiene que aportar valor, responder a necesidades reales, implicar al paciente y lograr que el paciente no note que el propio wearable es un elemento externo, sino hacerlo suyo, como un paciente hace suyo otras cosas u otros elementos a los que incorpora a us vida, porque la mejoran. 


CONSULTA EL RESTO DE LA CUATRILOGÍA WEARABLE

Wearables en la eSalud ¿Un futuro lleno de sinergias?

7 aportaciones de los wearables a la eSalud







23/7/14

Los pilares del éxito de los wearables en la eSalud

La pregunta del millón en lo que hace referencia a los wearables en salud: ¿En qué radican el éxito de los wearables en la eSalud? ¿Tienes los actores de la eSalud claro dónde convergen sus necesidades son las soluciones que aporta la tecnología? ¿O de momento está siendo una tendencia más al uso y a esperar a ver qué sucede con ella? Tres preguntas sin respuesta aparente, pero que pueden ya tenerla.

wearables esalud


Así de simple y así de complejo. Por poder, se puede estar hablando de wearables, y diseñándolos, y fabricándolos, e incluso implementándolos días y días, meses y meses, años y años. En cambio, no servirá de nada hacerlo y trabajar en ese sentido si no se tiene claro el punto en el que la tecnología wearable es útil y aporta algún beneficio al usuario intermedio y al final.

Wearables en la eSalud

Para responder a la pregunta que nos planteamos al inicio de este artículo debemos fijar dos puntos que son muy importantes para obtener una respuesta positiva, y que aunque no son ningún secreto, a veces parece que no se tienen en cuenta:

1. El primer punto es que un wearable debe centrar su función en la capacidad de aportar valor, tanto al usuario final, como al profesional sanitario. Si un wearable no aporta un valor añadido, la tecnología que usa y su desarrollo no tendrán ningún sentido, y por muy llamativo que sea, no tendrá razón de ser, o al menos no debería tenerla.  

2. El segundo punto en el que nos centramos es la 'necesidad' de que responda a alguna 'necesidad' de los usuarios para los que va destinado. Es decir, si un wearable fabricado por la empresa de desarrollo más potente en eSalud, ideado por los profesionales sanitarios más cualificados, no responde a las necesidades de los pacientes, reales, en su día  a día, no aportará una solución ni nada útil al usuario final, por lo que no tendrá tampoco razón de ser. 

Si un wearable cuenta con estos dos pilares, el camino hacia que sea útil para todos los actores de la cadena de uso del mismo, incluyendo a los usuarios finales, podrán ver sus necesidades colmadas gracias a estos dispositivos, con lo que se justificaría su existencia, y se demostraría que su aporte tecnológico sí aporta algo más al proceso de todos los actores de la eSalud, haciéndolo útil para el usuario y dando un paso más hacia la usabilidad que deberían de tener.  

En otras palabras, los wearables no solo sirven para medir variables y variables y transmitirlas a un móvil, sino que esas variables medidas, monotorizadas y almacenadas deben conseguir servir de algo a la organización sanitaria, profesional sanitario para que realice alguna función útil sobre el beneficiario final. En caso de no ser así ¿Qué sentido tiene? 

¿Qué opináis de esta reflexión? ¿Creéis que es muy extremista? ¿Los wearables están en un periodo de prueba y hay que darles más cancha? 


18/7/14

7 aportaciones de los wearables a la eSalud

Los wearables están demostrando que pueden aportar mucho al ser humano, que pueden dotarlo de esa tecnología externa, e incluirla en sus acciones, en su día a día, de una forma tan sencilla como incluirla como prenda o complemento, como si se llevara una minicomputadora encima. Más allá del debate de si los wearables y la eSalud van a ir de la mano en un futuro no muy lejano, queremos destacar 7 aportes que los wearables pueden hacer a la eSalud.



Está claro que el éxito de un wearable radica en su capacidad de aportar valor y responder a una necesidad del usuario con un fin que le beneficie, y para ello, vamos a enumerar algunas aportaciones que los wearables pueden hacer a la eSalud.

1. Implicar al paciente  
Y con ello mejorar la adherencia al tratamiento. Uno de los grandes retos de todo sistema médico es conseguir que el paciente esté implicado, motivado y que así pueda responder a todos los tratamientos desde el principio hasta el final. Los wearables pueden realizar esta labor de motivación y acompañamiento. 
2. Ahorrar costes 
Uno de los mejores beneficios de la eSalud, el ahorro de costes, el hacer más cosas, llegar a más personas, invirtiendo menos, es también una de las características de los wearables. El ahorro de costes en relación a uso y resultados es uno de sus principales valores. Son sostenibles para implantarse y ser económicamente viables en un sistema sanitario donde la eSalud esté implementada, tanto en la mediciana privada como en la pública. 
3. Monotorizar datos sobre salud 
El hecho de llevar 'ropa tecnológica' beneficia al usuario. Los wearables no hacen otra cosa que registrar datos sobre la persona que los porta. Y esos datos puedes ser almacenados, analizados, consultados y monotorizados por el propio paciente o por un profesional sanitario para mejorar la salud del paciente y a la vez empoderar al mismo.  
4. Acceder a la información de forma inmediata 
Gracias a los wearables, esta monotorización de datos puede obtener datos a tiempo real que pueden ser muy útiles. Por ejemplo, un paciente que padezca una enfermedad puede tener datos relativos a parámetos sobre ella al instante, mientras está realizando alguna actividad. Esos datos, instantáneos, puedes recibirse e interpretarse también de forma instantánea por un profesional médico y por el propio paciente.  
5. Mejorar la conexión entre los actores 
El uso de wearbles puede mejorar la conexión entre el usuario que lo usa, el profesional sanitario u organización que puede recibir esos datos y el propio medio, tal y como ya ha pasado con otras tecnologías. 
6. Aumentar la productividad 
Un punto que puede ser controvertido y del que mucho se habla en cuanto a tecnología wearable. El hecho de conseguir, almacenar, monotorizar y archivar datos puedes hacer que aumente la productividad de las organizaciones, empresas, profesioniales sanitarios y usuarios finales de este tipo de tecnología, y con ello conseguir resultados más eficientes.  
7. Sistema de prevención 
Un escalón más allá quizás todavía, pero quién sabe si los wearables serán ese artilugio que nos avisará en el futuro de algún malfuncionamiento de nuestro cuerpo, con capacidad para adelantarse a algún síntoma antes de tenerlo. A pesar de que ya existen algunos capaces de predecir cánceres, por ejemplo, está por ver si con todos esos datos los wearables serán capaces en el futuro de ofrecer diagnósticos prematuros fiables. 

Está claro que los wearables pueden ser muy útiles a los actores de la eSalud, ahora falta ver  si esa conexión empieza a tener beneficios tangibilizándose y es útil.


CONSULTA EL RESTO DE LA CUATRILOGÍA WEARABLE

Wearables en la eSalud ¿Un futuro lleno de sinergias?

7 aportaciones de los wearables a la eSalud

17/7/14

Wearables en la eSalud ¿Un futuro lleno de sinergias?

wearables eSalud
La tecnología sigue avanzando a un ritmo frenético, y el uso que empresas y usuarios hacen de ella, también. Y a la vez las tendencias y los caminos que las TIC marcan empiezan a crear claramente hábitos entre los beneficiarios finales de la misma. Y esos beneficios y beneficiaros se acercan cada vez más al mundo de la salud, y por consiguente, de la eSalud.

En 2013, los expertos en eSalud ya preveían que los wearables serían una tendencia al alza en 2014, solo hacía falta esperar si realmente iban a aterrizar y ser aceptados por los consumidores como algo positivo que les puede aportar algo. Por ello, con 2014 pasando su ecuador, nos preguntamos si realmente los wearables se están sirviendo de algo a la eSalud o de momento son una moda, ya veremos si pasajera, o un postureo tecnológico, en un mundo llenos de postureos genéricos.

Para avanzar en nuestra reflexión inicial nos focalizamos, lo primero de todo, en aclarar el témino. Precisamente wearable, aunque cada día más presente, puede sonar a chino todavía a muchas personas. Wearable (¡Ojo! no wereable), traducido literalmente significaría 'ropa ponible', lo que da lugar al término 'ropa tecnológica', el más adecuado, y que apenas se usa, ya que la voz inglesa de momento se impone, como suele pasar en muchos casos.

Los wearables entonces se pueden definir como 'tecnología ponible' un término (no muy agraciado y que no suena del todo bien) que alude a prendas de vestir o complementos que incorporan elementos tecnológicos a través de dispositivos electrónicos miniaturizados que un usuario puede llevar junto a la vestimenta, por encima o incluso por debajo.  Este matiz es importante, porque si no se puede incorporar a nuestro cuerpo como prenda o complemento, no es un wearable. Un eBook, una tablet, o una televisión, no es un wearable, porque aunque formen parte de nosotros, no son 'llevables'.

Tras esta definición, ¿podemos decir que un wearable es como un miniordenador que cuando lo llevamos encima captura un determinado tipo de datos o información que luego podamos usar para alguna función? La respuesta a esta pregunta es obviamente sí, es más, es incorporar un dispositivo de estas características como satélite al cuerpo humano, que nos aportará, si está bien diseñado, datos que puede ser muy válidos para nosotros mismos. Y ahí es donde encuentra sinergias con la eSalud.

Wearables y eSalud

Algo con estas características, tan cercano al cuerpo humano, no podía pasar desapercibido para la salud y los beneficiaros de ella: las propias personas. Los wearables se han destapado como una nueva vía para monotorizar, conseguir y almacenar datos de una persona durante un tiempo determinado que pueden ser válidos para mejorar su calidad de vida en un momento determinado. ¿Pueden ser por tanto aliados de la eSalud?

La respuesta de nuevo tiene nuestro 'Sí'. Tras un auge en los últimos años de las Apps, y en consecuencia de las Apps de salud (que todavía buscan su sitio y su techo) la tecnología wearable ha visto como es capaz de introducir muchas funciones de las Apps en las actividades del ser humano, de una forma fácil y accesible, adaptada a los tiempos y tendencias que corren, al hoy. Y por ese motivo está comenzando a estar cada día más presente.

De momento, se están introduciendo enfocadas a la monotorización y almacenamiento de datos (Fitness, ejercicio), como campo más relacionado con la salud. Existen ya prendas para monotorizar el corazón, brazaletes que calculan el nivel de estrés y la actividad calórica y física, cascos para optimizar la condición física y por supuesto gafas inteligentes como máximo exponente, entre otros wearables.

Sin embargo, la cuestión aquí no está en el hoy, sino en el mañana. ¿Podrán los wearables convertirse en relojes o pulseras que ofrezcan datos a tiempo real para personas enfermas con diabetes o fibrilación auricular? ¿Existirán pulseras que sean capaces de alertarnos de posibles melanomas y sirvana médicos y pacientes en su día a día? ¿Prendas que sean capaces de diagnósticas indicios de cáncers con éxito para conseguir un diagnóstico más temprano y que puedan ser usados por grupos de riesgo?  Es decir, ¿Podrán de ser complementos o prendas para ser artilúgios útiles que aporten valores añadidos a la salud del usuario que las usa en materia, por ejemplo, de prevención y que estén al alcance de los que lo necesiten? Esa es la sinergia que deben buscar los wearables con la eSalud.

¿Cuál crees que debe ser el papel de los wearables en la eSalud? ¿Crees que realmente no irán a más? ¿Identificas sinergias?


CONSULTA EL RESTO DE LA CUATRILOGÍA WEARABLE

Wearables en la eSalud ¿Un futuro lleno de sinergias?

7 aportaciones de los wearables a la eSalud

9/7/14

Cuatro ejemplos de éxito de la eSalud en la consulta online a pacientes

La consulta online es una de las nuevas herramientas que más está interesando a pacientes y a profesionales sanitarios. Todavía es un número pequeño de pacientes (si lo comparamos con el total) el que la utiliza, pero ya empieza a haber casos de éxito de profesionales sanitarios o terapeutas que están sabiendo reconocer las necesidades de los pacientes y satifaciéndolas gracias a las herramientas que las TIC ofrecen.

Desde este blog queremos resaltar algunos casos de éxito y explicar por qué consideramos que lo son. Los cuatro casos de éxito de diferentes especialidades y ámbitos son los siguientes:


Pediatría - Mipediatraonline.com
El puericultor Jesús Garrido es una de las mejores pruebas de lo útil que puede ser la consulta online para los pacientes que realmente saben utilizar y precisan atención por los nuevos canales, y para los médicos que saben canalizar esa necesidad creciente. Su forma de satisfacer las necesidades de sus pacientes le ha hecho convertirse en el pediatra con más difusión en América Latina, y contar con pacientes de varios países. El canal mipediatraonline.com es uno de los más potentes en la pediatría online del mundo, según las cifras que el propio Jesús Garrido hizo públicas en eSaludAsturias, el pasado mes de abril.





Psicología Clínica - M.A. Rizaldos 
Uno de los valores en alza de la consulta online es Miguel Ángel Rizaldos. Este psicólogo ha irrumpido desde hace un par de año en el universo 2.0 con su -denominada por él mismo- psicología clínica 2.0. Rizaldos está creciendo al auge de las nuevas necesidades de los pacientes tras las TIC y lo está haciendo ofreciendo consultas a través de mail, a través de Skype y a través de plataformas de consultas online. Su éxito le está haciendo reclutar cada vez más pacientes de diferentes partes del mundo y demostrando que la psicología clínica también está viviendo su propia revolución. La necesidad de anonimato en algunos casos y de búsqueda de canales cómodos para el paciente está siendo su gran autopista.




Nutrición y Dietética - iDietista
No tan popular ni conocido como los anteriores, iDietista ha surgido con el auge de las consultas de nutrición online sabiendo implementar lo mejor de cada modelo existente. Consulta online a través de skype, mail, plataformas especializadas en consulta online e incluso con un novedoso seguimiento a través de una App creada para ello, apoyado globalmente por las redes sociales y capaz de ofrecer un soporte casi global al usuario decidido en mejorar su alimentación y, por ende, su salud. Habrá que seguir muy de cerca a Xavier Vallés, nutricionista y dietista ideólogo de este proyecto.





Dermatología - Teledermic
La dermatología no para de dar pasos al frente en la implantación de las tecnologías en la salud. Teledermic es un proyecto muy interesante, liderado por Antonio Clemente,  de dermatología online. Ofrece una orientación diagnóstica y un posible tratamiento a pacientes que tengan alguna duda sobre posibles anomalías en su piel. Como ellos mismos se definen, la respuesta online a un problema dermatológico. En ningún caso sustituye a la consulta presencial y no es un sistema de preinscripción de medicamentos. Una iniciativa que puede satisfacer muchas necesidades de pacientes con problemas cada vez más habituales, bien planteada, con un equipo médico considerable y unas funciones muy claras.



Estos son solo algunos casos de éxito ¿Conoces más? ¿Cuáles? ¿Por qué crees que son ejemplos válidos?