19/11/13

"La tecnología ni es un sustituto del médico, ni pretende deshumanizar la medicina"


El dermatólogo Sergio Vañó encaja perfectamente en el perfil de médico joven que sabe interpretar a la perfección la fuerza de la tecnología en la salud, sin perder de vista la realidad del paciente y del propio médico. Creador de una de las app sanitarias españolas más laureadas, Dermomap, es un seguidor de proyectos 2.0, de la innovación sanitaria y de las TICs, que demuestra que querer es poder también en este ámbito.  

¿Crees que todas las aplicaciones sanitarias son capaces de dar una respuesta a un problema de salud?
Antes de planificar la creación de cualquier aplicación sanitaria, es necesario identificar una determinada necesidad y prever cómo la tecnología podrá dar solución a esa necesidad. Sólo de esta forma conseguiremos optimizar la creación de herramientas tecnológicas en Salud que aporten valor frente a lo ya existente.

¿Puede ser peligroso para el paciente que no haya legislación vigente sobre las apps sanitarias en nuestro país?
Ante todo es necesario sentido común. Estamos viviendo una auténtica revolución tecnológica en los últimos años, y es necesario un periodo de adaptación tanto para los pacientes, como para los médicos, y también a nivel legislativo. Es probable que en un futuro las aplicaciones sanitarias estén sometidas a una regulación específica, especialmente aquellas que van a ser utilizadas por los médicos en la práctica clínica diaria. Hasta entonces, tanto médicos como pacientes tenemos que utilizar estas apps con sentido común y precaución, entendiendo que son buenas herramientas de ayuda, pero que en ningún caso sustituyen una valoración médica profesional.

"La tecnología facilita la práctica clínica con los pacientes mejorando de forma integral la asistencia sanitaria"

Nadie hubiera dicho que la dermatología podría tener un lugar destacado en la salud gracias a la tecnología. ¿Por qué crees que esta especialidad se está adaptando tan bien al 2.0?
La dermatología es una especialidad eminentemente visual. En el día a día estamos acostumbrados además a manejar diferentes pruebas de imagen no invasivas (como la dermatoscopia), a la realización, gestión y archivo de fotografías digitales, al análisis de imágenes a distancia (teledermatología).... por lo que somos un gremio "cercano" a la tecnología. En mi opinión, se está adaptando de forma destacada al mundo 2.0 debido a que el mundo 2.0 está aportando ventajas muy importantes a nuestra especialidad, como la facilidad tecnológica para la telemedicina, la excelente calidad fotográfica de los smartphones, la comunicación con pacientes y otros colegas en redes sociales, etc.

Los pacientes con los que tratas habitualmente, ¿están familiarizados con las nuevas tecnologías? 
Existen diferentes perfiles de pacientes. Tanto los que -debido a su avanzada edad- nunca han tenido contacto con la tecnología, como los jóvenes "tecnófilos" que siguen al médico en redes sociales e incluso interactúan con él de forma digital. En general, diría que progresivamente los pacientes están dando más importancia a que el médico tenga conocimientos de tecnología, y en general valoran positivamente que el médico tenga una buena reputación digital. En general, cuando un paciente conoce y ha oído hablar del médico antes de visitarle por primera vez en la consulta, suele ser más fácil establecer una buena relación médico-paciente.

"La dermatología se está adaptando de forma destacada al 2.0 debido a que está aportando ventajas muy importantes a nuestra especialidad"

¿Qué le dirías a un colega de profesión que no quiere oír ni hablar de prescripción online o consultas no presenciales?
Que la tecnología ni es un sustituto del médico, ni pretende deshumanizar la medicina. La tecnología es una herramienta más que nos permite ofrecer a nuestros pacientes un servicio mejor, incluyendo una mayor seguridad en la prescripción, una mayor rapidez en el diagnóstico, mejorar la comunicación con los pacientes, tener la posibilidad de agilizar derivaciones y de realizar diagnósticos a distancia, evitar desplazamientos innecesarios de los pacientes, etc. Simplemente le invitaría a pasar un día de consulta conmigo y ver cómo la tecnología nos ayuda en nuestra práctica clínica diaria.

¿Qué es lo que más te gusta de la nueva relación que las TICs han creado entre el médico y el paciente?
En mi opinión tiene numerosas ventajas, pero quizá la principal es que la tecnología facilita la práctica clínica con los pacientes (evita errores, facilita diagnósticos, permite trabajar con mayor agilidad al médico, evita desplazamientos innecesarios...), mejorando de forma integral la asistencia sanitaria. Siempre me gusta decir que la tecnología aplicada en Salud es una "inversión a presente", ya que le permite al médico obtener ventajas en la práctica clínica de forma casi inmediata. A nivel de la relación médico-paciente, una de las principales ventajas que percibo con el uso de las nuevas tecnologías es que los pacientes pueden obtener información de su médico antes de ir por primera vez a su consulta. En muchas ocasiones, ello va a permitir que entiendan mejor el diagnóstico y tratamiento propuesto, gracias a la información que muchos médicos compartimos en redes sociales y blogs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada